MEDIOS DE COMUNICACION SEXUALIDAD Y ADOLESCENCIA

Archive for junio 2010

Las formas en que se construye socialmente el género se asocian claramente con el modo de vivir la sexualidad, de relacionarse con el propio cuerpo y con las otras personas, con la incorporación de pautas de cuidado y con la estructuración de relaciones de poder entre hombres y mujeres.

 El concepto de género se refiere a la construcción social y cultural que se organiza a partir de la diferencia sexual. Supone definiciones que abarcan tanto la esfera individual – incluyendo la construcción del sujeto y el significado que una cultura le otorga al cuerpo femenino o masculino- como la esfera social- que influyen en la decisión del trabajo, la distribución de los recursos y la definición de jerarquía  y relaciones de poder entre hombres y mujeres.

La  construcción de los sujetos en términos del género comienza en el mismo instante en que padres y madres depositan expectativas diferenciales en un bebé niño o niña que se está gestando., expectativa vinculada con los valores de la cultura de la cual forma parte. No es extraño observar que similares destrezas corporales de un niño o niña suelen clasificarse de modo distinto por quienes las leen.

Por ejemplo, ya desde la gestación l las “patadas” de una niña son comentadas como la llegada de una futura bailarina, pero si se está gestando un niño, los mismos movimientos suelen caracterizarse como antesala de la formación futbolista.

Posteriormente, la adolescencia constituye, en nuestra cultura, una etapa de la vida en la cual las identidades y las relaciones de género transforman profundamente sus significados para la persona y para su entorno. En esta etapa se producen cambios muy significativos en la vida de una persona. Acelerada transformaciones corporales coinciden con nuevas formas de relacionarse entre pares, de vincularse con padres y docentes, con renovadas miradas sobre su entorno cercano y con una importante apertura hacia el descubrimiento del mundo.

La sexualidad, el sexo y el género se encuentran relaciona dos, pe ro no son lo mismo. El sexo de las personas se reconoce por sus órganos genitales internos y externos (en las mu je res: vagina, útero, trompas de Falopio y ovarios; en los varones: pene y testículos). La sexualidad es un proceso dinámico, liga do a nuestra identidad, nuestra forma de movernos, de sentir, de expresar nos. La sexualidad no es sinónimo de genitalidad ni de relaciones sexuales, si no que se despliega en una forma de expresión mucho más amplia.

La Organización Mundial de la Salud presenta una definición de sexualidad que señala:

“La sexualidad es un aspecto central del ser humano presen te a lo largo de su vi da. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la in ti mi dad y la re producción. La sexualidad se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, de seos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones in ter persona les. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstan te, no todas ellas se vi ven cian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, socia les, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.

Esta definición permite resaltar diversas cosas.

En primer lugar, nos alerta que aun cuando suele  asociarse el concepto de “sexualidad” con el de “relaciones sexuales”, las personas ejercen su sexualidad también cuando no tienen relaciones sexuales. La sexualidad se vincula tanto con la forma de vivir, cuidar, pensar y disfrutar como con el modo en que nos relacionamos con otras personas.

En segundo lugar, la sexualidad no refiere a algo biológicamente “dado” sino que es algo que construimos social e individualmente. Esta construcción es altamente  dinámica: los sentidos que le atribuimos van cambiando a lo largo de nuestras vidas. Dichos significados se reaccionan estrechamente  en nuestros ámbitos más próximos, como nuestras familias y nuestra comunidad.

En tercer lugar, la definición citada  da cuenta de que resulta falaz considerar a las personas con independencias de su sexualidad. Del mismo modo que no sería razonable pensar seres sin cuerpo, sin emociones o sin pensamientos. La sexualidad  es parte invisible de los seres humanos, y se construye en un entramado de significados. Estos significados varían para personas de distintos contexto socio-culturales, o que pertenecen  a diferentes etnias, pero también diferencias dentro de una misa sociedad según se refieran a varones o a mujeres, a personas que proviene de entornos familiares o comunitarios disimiles, etc.

En cuarto lugar, y por todo lo dicho, se observa que la sexualidad involucra una serie de funciones que superan ampliamente a la vinculada con la reproducción. La sexualidad expresa modos de demostración de afectos, de encuentro, de comunicación y de generación de confianza. También tiene una función erótica, de desarrollo del placer y la sensualidad en cada persona.

 

 

 

 

 

 

 

 



  • cami: Estuvo buena la idea de crear este blog porque nos ayuda mucho a los adolescentes!!! y tiene cosas interesantes=D
  • cami: Yo estoy de acuerdo con el matrimonio gay...porque estas personas tambien tienen derecho a elegir con quien quieren estar el resto de su vida y a ser
  • cami: la pelicula estuvo buena... la cantidad de problemas que tenia la familia, todos eran diferentes....y la parte que mas me gusto fue esa que bailo la n