MEDIOS DE COMUNICACION SEXUALIDAD Y ADOLESCENCIA

Archive for the ‘Sexualidad’ Category

La sexualidad, el sexo y el género se encuentran relaciona dos, pe ro no son lo mismo. El sexo de las personas se reconoce por sus órganos genitales internos y externos (en las mu je res: vagina, útero, trompas de Falopio y ovarios; en los varones: pene y testículos). La sexualidad es un proceso dinámico, liga do a nuestra identidad, nuestra forma de movernos, de sentir, de expresar nos. La sexualidad no es sinónimo de genitalidad ni de relaciones sexuales, si no que se despliega en una forma de expresión mucho más amplia.

La Organización Mundial de la Salud presenta una definición de sexualidad que señala:

“La sexualidad es un aspecto central del ser humano presen te a lo largo de su vi da. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la in ti mi dad y la re producción. La sexualidad se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, de seos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones in ter persona les. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstan te, no todas ellas se vi ven cian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, socia les, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.

Esta definición permite resaltar diversas cosas.

En primer lugar, nos alerta que aun cuando suele  asociarse el concepto de “sexualidad” con el de “relaciones sexuales”, las personas ejercen su sexualidad también cuando no tienen relaciones sexuales. La sexualidad se vincula tanto con la forma de vivir, cuidar, pensar y disfrutar como con el modo en que nos relacionamos con otras personas.

En segundo lugar, la sexualidad no refiere a algo biológicamente “dado” sino que es algo que construimos social e individualmente. Esta construcción es altamente  dinámica: los sentidos que le atribuimos van cambiando a lo largo de nuestras vidas. Dichos significados se reaccionan estrechamente  en nuestros ámbitos más próximos, como nuestras familias y nuestra comunidad.

En tercer lugar, la definición citada  da cuenta de que resulta falaz considerar a las personas con independencias de su sexualidad. Del mismo modo que no sería razonable pensar seres sin cuerpo, sin emociones o sin pensamientos. La sexualidad  es parte invisible de los seres humanos, y se construye en un entramado de significados. Estos significados varían para personas de distintos contexto socio-culturales, o que pertenecen  a diferentes etnias, pero también diferencias dentro de una misa sociedad según se refieran a varones o a mujeres, a personas que proviene de entornos familiares o comunitarios disimiles, etc.

En cuarto lugar, y por todo lo dicho, se observa que la sexualidad involucra una serie de funciones que superan ampliamente a la vinculada con la reproducción. La sexualidad expresa modos de demostración de afectos, de encuentro, de comunicación y de generación de confianza. También tiene una función erótica, de desarrollo del placer y la sensualidad en cada persona.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tradicionalmente se ha entendido por sexualidad algunos aspectos relacionados con la genitalidad y la reproducción. Sin embargo, la sexualidad es una parte integral de las personas que está presente durante toda su vida. En cada etapa existen necesidades y formas de expresar la sexualidad de manera diferente.

Un concepto de sexualidad integral debe incluir variables biológicas, psicológicas y sociales.

Podemos hablar de cinco componentes necesarios para tener una vivencia plena de la sexualidad:

a) Componente de vínculo, se refiere a las relaciones que se establecen con otras personas (por ejemplo: con la familia, las amistades o la pareja) o con uno mismo, a partir de la sexualidad. Esto se relaciona con la atracción física, con el cariño, con el deseo de compartir y la necesidad de comunicarse. También tiene que ver con la posibilidad de conocer nuestros deseos y necesidades, así como comprender y preocuparse por los de las otras personas.

b) Componente erótico: se relaciona con la posibilidad de disfrutar, sentir amor y placer a través del cuerpo, sin miedo, vergüenza ni culpa. Incluye las conductas de seducción (como miradas, gestos o palabras) y todo lo que la persona haga para sentirse bien y obtener placer, siempre y cuando no se haga daño a sí mismo ni a otros. La vivencia del placer no se deriva únicamente de los órganos genitales y de las prácticas sexuales, sino que también se puede obtener de otras actividades, como bailar, caminar junto a alguien especial, practicar deporte, entre otras.

c) Componente corporal: está relacionado con la posibilidad de conocer, aceptar y valorar el propio cuerpo, para así poder aceptar y valorar el cuerpo de la persona que queremos. De esta forma, también se logra que esa persona acepte y valore nuestro cuerpo. Además, desde este componente se considera al cuerpo como un instrumento para comunicar afectos y emociones, así como un medio para acercarse a uno mismo y a otro.

d) Componente ético: significa la responsabilidad, el respeto y la honestidad que se tiene consigo mismo y con los otros. Es respetar los valores, deseos, necesidades y gustos, tanto los propios como los de la otra persona. También se refiere a prevenir el riesgo de adquirir o contagiar enfermedades de transmisión sexual y prevenir el riesgo de embarazos no planificados.

e) Componente cognitivo: abarca los pensamientos, ideas, creencias y reflexiones que cada persona tiene sobre la sexualidad, las cuales están marcadas por los mensajes que se transmiten socialmente sobre esta (en la familia, la escuela, el trabajo, la iglesia, las amistades, etc.). Por eso, es importante que podamos identificar estos pensamientos, para lograr cuestionarlos y darnos cuenta de la influencia que tienen en la vivencia de la propia sexualidad.

Dado que la sexualidad es algo que nos acompaña durante toda la existencia, lo que vivimos, sentimos y creemos acerca de esta responde al proceso de socialización que hemos tenido, es decir, los mensajes y valores que nos han transmitido desde que nacimos hasta el día de hoy sobre la sexualidad. También intervienen en la socialización sexual las actitudes y comportamientos de las personas cercanas con respecto a su propia sexualidad. En este proceso toman parte nuestra familia, la educación que recibimos en el colegio, los amigos y amigas, los medios de comunicación social, en definitiva, todas esas personas e instituciones que representan a lo que podríamos denominar “cultura común”.

La importancia de entender la sexualidad desde una visión integral, tal y como hemos intentado esbozar en este artículo, radica en la posibilidad de que puedas vivir tu sexualidad plena, responsable y sanamente.

 

 



  • cami: Estuvo buena la idea de crear este blog porque nos ayuda mucho a los adolescentes!!! y tiene cosas interesantes=D
  • cami: Yo estoy de acuerdo con el matrimonio gay...porque estas personas tambien tienen derecho a elegir con quien quieren estar el resto de su vida y a ser
  • cami: la pelicula estuvo buena... la cantidad de problemas que tenia la familia, todos eran diferentes....y la parte que mas me gusto fue esa que bailo la n